AGREGAR A FAVORITOS
En Santa Brígida
---
En Santa Brígida °C

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

 

 

 

 

 

¡VISITA RECOMENDADA!

     

¿Quién está en línea?

TU VISITA es la nº:

ContadorContadorContadorContadorContadorContadorContador
GRACIAS por entrar y vuelve cuando quieras. Puedes dejar tus impresiones en el Libro de Visitas..
____________________

Formulario de acceso






¿Recuperar clave?

Menú del usuario

Galeria de fotos

Sindicación

La Ofrenda llenó las despensas de Caritas PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 2
MaloBueno 
domingo, 03 de agosto de 2014

Image 

 

 

Sinfo Q.S.   La Ofrenda a la Patrona, Santa Brígida, que trajeron los miles de romeros y romeras la tarde de este primer sábado de agosto, abarrotaron las estanterías, las mesas y todos los espacios que se pudieron habilitar en el Salón Parroquial que administra Caritas Diocesana de la Villa, que en los últimos años, con la dichosa crisis, ha visto incrementada la demanda  de diez a setenta familias en apuros. Veintitrés carretas arrancaron sobres las seis de la tarde, poniendo en movimiento la fiesta, la alegría, el jolgorio, el folklore, la música, el baile… cientos de satauteños y ciudadanos de casi toda la isla e incluso del extranjero, como varios matrimonios suecos, invitados por una vecina del barrio de Jacomar, en Tamaraceite, que ataviados de típicos se llegaron hasta la plaza, entusiasmados con “una fiesta tan alegre,  bonita y generosa”.

El Decreto 86/2013, de 1 de agosto por el que se aprobó el Reglamento de Actividades Clasificadas y Espectáculos Públicos se hizo notar de desde los primeros momentos, en los que los agentes fueron haciendo controles de alcoholemia a todos los conductores de las carretas previo a la salida de la Romería. Este año se ha sentido esta normativa en todos los actos de las Fiestas, donde entre otras medidas, en todos los eventos, se ha limitado el aforo y se han establecido otras medidas restrictivas encaminadas a garantizar la mayor seguridad posible de los ciudadanos. Los primeros en sentir la aplicación de esta normativa de obligado cumplimiento, fue la propia Comisión de Fiestas, que tuvieron que desembolsar prácticamente la mitad del presupuesto recaudado en pagar a un ingeniero habilitado para la elaboración de un Plan de Seguridad donde se establecían todos los requisitos que marca la mencionada normativa, y la contratación de varios controladores de entrada a espectáculos habilitados por el Gobierno de Canarias.

Abriendo la Romería, sobre la carreta del Ayuntamiento, iba la Romera Mayor, Cristina Santana Alonso, Coralia Santana Rodríguez, 1ª Romera y María Mateo Ramos, 2ª Romera. Siguiendo el orden establecido en un sorteo previo, le seguía la carreta del Club de Mayores de Santa Brígida, la Asociación de Discapacitados Todos, la carreta del colectivo de mujeres ADIM, la peña Amigos de Santa Brígida, la Peña La Machorra,  La Peña El Zurrón, La Peña El Baifo, El Parral de Satautejo, la carreta de Cambio x Sataute, El Balcón de la Villa del barrio de los Silos, la carreta del Mercado Agrícola y Artesanal, la carreta La Casa del Pueblo del PSOE, La peña El Plátano, la peña El Molino Chico, la peña La Mimosa, el grupo Aquí estamos porque Vinimos, el Colectivo Vecinal y Social de Santa Brígida, la peña La Burra, la peña La Villa Joven, la peña Grupo de Amigos, la peña Las Cañas y cerrando como es tradición la peña El Calvario que remata la romería con una animada charanga. Toda esta comitiva de carretas fue aderezada en todo momento por agrupaciones folklóricas y grupos de bailadores y bailadoras que luego amenizaron en la plaza el trajín de toda la ofrenda.

La Romería tenía dos caras, la que protagonizaron cientos y cientos de generosos romeros y romeros que llegados con su carreta a la plaza, la atravesaban cargados con cajas repletas de fruta, de manillas de plátanos, de granos, de cereales, de leche, de infinidad de productos que iban depositando ante el trono de Santa Brígida y la otra cara la que protagonizaban la veintena de voluntarios de Caritas Diocesana, que recogían la ofrenda, para atravesar la iglesia y salir por la otra calle y encaminarse hasta el Salón Parroquial, donde las responsables de este colectivo se afanaban en colocar lo mejor posible de tal manera que todo cupiese y además los mejor ordenado posible para facilitar luego la distribución.

 

 

 
< Anterior   Siguiente >

SON de SATAUTE

culturabrigida.es
Image
 
 

Esta web no autoriza el corto y pego de lo que publica, salvo autorización expresa de los autores o el webmaster


 
Image
 
Copyright © 2017 Santa Brígida: entre fiesta y fiesta celebramos la vida cultural. All rights reserved.
Created by joomlatd.com