AGREGAR A FAVORITOS
En Santa Brígida
---
En Santa Brígida °C

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

Image

 

 

 

 

 

 

¡VISITA RECOMENDADA!

     

¿Quién está en línea?

Hay 1 invitado en línea

TU VISITA es la nº:

ContadorContadorContadorContadorContadorContadorContador
GRACIAS por entrar y vuelve cuando quieras. Puedes dejar tus impresiones en el Libro de Visitas..
____________________

Formulario de acceso






¿Recuperar clave?

Menú del usuario

Galeria de fotos

Sindicación

Las fotos parlantes de Javi Plaza PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 1
MaloBueno 
lunes, 08 de junio de 2015

El policía de Santa Brígida y aficionado a la fotografía ofrece una muestra de 50 imágenes con un audio donde sus protagonistas relatan sus historias personales

 

Cristóbal D. Peñate 08.06.2015 |LA PROVINCIA

 

 Image

ImageFrancisco Javier Sánchez Plaza (Salamanca, 1972), más conocido por Javi Plaza, es un policía local de Santa Brígida con una afición irresistible: la fotografía. El sábado inauguró una exposición en el Club Municipal de Mayores de la villa satauteña titulada 50 historias en 50 mm, donde muestra fotografías de personajes populares del municipio. Su cámara es una focal fija de 50 milímetros. "Prefiero estas fotos y no las de radar", dice con gracia.

Las instantáneas van acompañadas de un audio en el que cada retratado habla de su vida en primera persona. Aunque son 50 fotos, los personajes que salen en la muestra ascienden a 85 ya que hay retratos de grupos. "He estado un año y pico dándole vueltas para que se pudiera escuchar la historia de cada personaje retratado". Al final cada foto tiene un código QR por el que se puede escuchar el audio a través del móvil.

Plaza lleva catorce años trabajando en Santa Brígida, aunque hace 23 que este salmantino arribó a Gran Canaria, en 1992, con la intención de estudiar educación física. Era su vocación, pero la policía se interpuso en su camino.

Vive en San Mateo y trabaja en el turno de tarde, "la hora en la que los viejitos van saliendo de sus casas en busca de los rayos de sol. Me los encuentro en la iglesia, sentados debajo del quicio de la puerta de su casa, en los lugares a los que acostumbran estar. Quise tener un recuerdo personal de todos y, como soy aficionado a la fotografía, me he ido guardando un recuerdo de ellos". Así fue acumulando fotos y ahora quiere hacerl partícipe a todo el pueblo en esta su primera muestra fotográfica.

"Cuando iba por 25 personajes", explica, "veía que todos me contaban una historia y sin preguntarles me empezaban a contar cosas de los años 30, de la guerra, de principios del siglo pasado, que se iban a perder con ellos si no dejaban su testimonio".

El retratado de mayor edad tiene 102 años, "que sigue vivito y coleando ayudado de su bastón". Y casi todas las personas retratadas tienen más de 70. "Pero no es una exposición fotográfica al uso ya que las personas retratadas hablan, es decir, debajo de cada fotografía existe un código QR que escaneado con un teléfono móvil activará de manera automática la voz de los retratados y estos contarán su historia narrando sus vivencias desde la infancia hasta hoy. En ellas nos cuentan con absoluto desparpajo su vida, casi todas ellas marcadas por el hambre y la necesidad, "con el gofio como denominador común de todas ellas".

Decidió no grabar en vídeo "porque impone más". Ahí están desde el exalcalde Carmelo Vega hasta Fefo, uno de los primeros aficionados de la Unión Deportiva, pasando por Andrea, poetisa florista que declama como buena rapsoda.

"Cuando dicen que cuando un viejito se muere es como si se perdiera una biblioteca entera, están en lo cierto". Había gente que se le echaba a llorar, sobre todo cuando recordaba a sus padres ya fallecidos. "Yo me decía: esto no puede quedarse en el olvido. Y así me puse manos a la obra".

En las entrevistas no se oye al fotógrafo, salvo contadas excepciones, porque delega el protagonismo a sus personajes. "Los retratados hablan en primera persona. Te lo cuentan todo a ti, directamente al espectador. A todos se les grabó en su propio entorno: al relojero en la relojería, con el tic-tac de fondo y el cucú de los relojes; al pastor en el alpendre, con las vacas y cabras y los gallos y el tintineo de los cencerros y el mugir de las vacas y el kikiriquí de los gallos; al entrenador en su gimnasio de musculación? He grabado a los monjes del Monasterio Benedictino", afirma, "y para finalizar añado la grabación de sus oraciones cantadas en latín o cómo un grupo de mujeres rezan el rosario".

La serie de Javi Plaza es muy humana y emotiva. "También se escuchan las historias de mujeres maltratadas, de mujeres que sufren la pérdida de sus hijos -yo mismo tuve que dar la noticia a una de ellas- y cómo nos dan lecciones de superación o de cómo han tirado la toalla. O cómo todo un alcalde no solo despachaba con los vecinos temas de alcantarillado o puntos de luz, sino que las reuniones daban para mucho más".

Plaza se refiere especialmente al testimonio crudo, puro y duro del exalcalde satauteño Carmelo Vega. "Como por ejemplo se puede escuchar cómo describe su conversación con una mujer que le pide consejo para levantar la libido de su marido, que sólo piensa en sus cabras y la tiene abandonada y Vega le aconseja que empezara lavándole los pies... y que después siguiera con un masaje".

Image 

 
< Anterior   Siguiente >

SON de SATAUTE

culturabrigida.es
Image
 
 

Esta web no autoriza el corto y pego de lo que publica, salvo autorización expresa de los autores o el webmaster


 
Image
 
Copyright © 2017 Santa Brígida: entre fiesta y fiesta celebramos la vida cultural. All rights reserved.
Created by joomlatd.com