Los colegios del municipio enseñan a plantar papas
jueves, 06 de noviembre de 2008

Image ImageS.Q.  Los Colegios de Infantil y Primaria del municipio acercan a los niños y niñas al mundo agrícola y ganadero Satauteño. En los últimos años, vamos viendo tímidas iniciativas, pero de vital importancia, en los distintos centros, que buscan  transmitir a las nuevas generaciones el conocimiento de un medio de vida tan primario como necesario, para la subsistencia del hombre sobre la tierra.  Así desde la Atalaya, tenemos el proyecto de Granja Huerto Escolar “Javito”, que coordina el conserje del Colegio Illera de la Mora, Javier Cabrera, desde hace varios años, y en el Casco, Ramón Rodríguez, director del Colegio Juan del Río Ayala, que empieza en este curso con “Pica, pica, picando”, para que los alumnos observen, experimenten, investiguen y tomen conciencia ecológica .

Javier Cabrera es el conserje y vigilante  del Colegio de Infantil y Primaria, Illera de la Mora de la Atalaya. Lleva 25 años prestando un servicio a la comunidad educativa, que va más allá de sus obligadas funciones, promoviendo el huerto escolar, de donde se nutren los profesores de material didáctico para actividades relacionadas con el conocimiento del medio. Cuenta con el apoyo de la dirección del centro, pero el huerto sobrevive con mucho esfuerzo, imaginación y reciclaje.  ImageEn el 2002, estrenaron nuevo colegio y desde entonces aprovechando los faldones de la ladera que bordean el colegio y que lindan con el barranquillo, ha ido formando bancales donde ya tienen  un amplio huerto, en el que se cultivan árboles frutales como olivos, naranjeros, higueras, granados o durazneros y todo tipo de verduras y hortalizas.

ImageImagePero la granja no estaría completa, sin los correspondientes animales,  por lo que poco a poco, se han ido incorporando la burra Mimosa, Perico, Marta y Guille, que son unos lindos patos, Marusa, Tita o Copito, las tres ovejas,   dos cabras, Fátima y Cari y el Macho, Javito. Tienen conejos, cobayas, y un perro, que se llama Lalo. Los nombres, vienen relacionados con la procedencia en muchos casos, porque en su mayoría son donados por padres y amigos que valoran y creen en el proyecto. Pero los protagonistas principales del huerto son los niños y niñas del colegio.  Bajan en grupos al huerto, donde van conociendo las herramientas del huerto, lo que es un semillero, como se planta o como se riega.

En el colegio Juan del Río Ayala, en el Casco de la Villa, están más verdes en esta materia, pero ahora están empezando a sembrar un nuevo proyecto “Pica, pica, picando”, en el que su impulsor, Ramón, el director está muy ilusionado. “Se trata de observar y explorar el huerto con una actitud de curiosidad y cuidado, identificando las características y propiedades más significativas de los elementos que lo conforman y algunas de las relaciones que se establecen entre ellos”. Se persiguen valores como trabajo cooperativo, asumir nuevas responsabilidades por parte del  alumnado y aumentar la autonomía e independencia personal y social, al tiempo que adquirir conocimientos de siembra, de plantar, cuidar y recolectar hortalizas, valorando el  esfuerzo necesario para su obtención. También pretende la creación de una pequeña granja en la que los chiquillos identifiquen y conozcan gallinas, palomas o conejos, así como que experimenten el proceso de incubación de las aves.

ImageImageRamón propone en el proyecto una metodología activa y no sólo una mera actividad física relacionada con los trabajos propios en una huerta. Quiere relacionar esta actividad física,  con una actividad mental, que suponga el cuestionamiento permanente sobre la actividad a realizar, el intercambio de ideas y opiniones con las compañeras y compañeros, creación de hipótesis y soluciones previas, la búsqueda, individual o conjunta, de soluciones a través de la propia actividad o por medio de otros recursos bibliográficos, visitas o encuestas. En definitiva, se trata de que conozcan el entorno rural  y el trabajo de los agricultores y ganaderos, que les proporciona buena parte de su alimentación cotidiana.

Desde una institución como el Ayuntamiento, también acometen alguna actividad en la misma línea, tal es el caso de lo programado en la 2ª semana agraria “Agrobrígida 2008,  con visitas de escolares a varias fincas dentro del término municipal. El pasado martes 4 de noviembre, unos 50 alumnos del IES de la Atalaya, se aprovecharon de esta iniciativa, acercándose a la finca de la familia Quintana en Las Casillas de Portada Verde, para conocer de primera mano lo que supone el cultivo de más de 30.000 metros cuadrados, de una gran variedad de hortalizas y verduras. En el mismo programa, de la Concejalía de Agricultura y Ganadería del Ayuntamiento de Santa Brígida, se han desarrollado charlas y una amplia exposición de maquinaria agrícola y de jardinería en la Finca El Galeón, donde se culminará el domingo con la degustación de un gran puchero canario, que cocinarán distintos colectivos vecinales del municipio.